semillas del futuro

Educación Espírita Infancia, Juventud y Familia C.E. León Denis

Carta del niño al hombre

en 30 de mayo de 2012

Construiste palacios que causan admiración a la Tierra; entre tanto, si me dejas a la intemperie porque me faltan medios para pagar hospedaje, probablemente durante la noche me helaré de frío.

Multiplicaste los graneros de frutos y cereales de modo de garantizar tus propias riquezas; sin embargo, si me niegas un lugar en la mesa porque carezco de dinero para pagar el pan, me temo que moriré de hambre.

Erigiste universidades maravillosas, pero si me cierras la puerta de la educación porque no dispongo de una llave de oro, temo caer en el crimen sin notarlo.

Creaste hospitales gigantescos; no obstante, si no me defiendes de las garras de la enfermedad porque no te muestro una tarjeta de crédito, descenderé muy temprano al torbellino de la muerte.

Proclamas el bien como base de la evolución; aún así, si no eres paciente conmigo porque yo te desprecio, probablemente hoy mismo he de caer en la celada del mal, como un ave desprevenida cae en el lazo del cazador.

En nombre de Dios al que dices amar ¡compadécete de mí!…

Ayúdame hoy para que yo te ayude mañana. No te pido lo máximo que tal vez alguien vaya a pedirte, en mi beneficio…

Ruego nada más que lo mínimo de lo que estás en condiciones de darme, para que yo pueda vivir y aprender.

MEIMEI

Extraído del libro “El espíritu de la verdad”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: