semillas del futuro

Educación Espírita Infancia, Juventud y Familia C.E. León Denis

CURSO EN MÁLAGA

Amigos, no os podéis perder este interesantísimo curso que ha organizado la Comisión de Infancia, Juventud y Familia de la FEE, en Málaga.

El plazo de inscripciones aún está abierto hasta el 20 de febrero.

Este curso no sólo va dirigido a trabajadores de los Centros Espíritas, ni a los dirigentes o educadores, sino sobre todo, a padres, madres, tíos, tías, hermanos, hermanos…. pues TODOS somos educadores y tenemos la responsabilidad de educarnos y educar a quienes nos rodean con los buenos ejemplos.

Así que no lo dudéis y APUNTAOS!!

Será un día estupendo de aprendizaje, fraternidad, alegría… OS ESPERAMOS!!

cartel-curso-malaga

Deja un comentario »

Una nueva ilusión

Queridos amigos,

Hoy no es un día cualquiera. Hoy es el día en que queremos presentaros este blog que nace de una nueva ilusión, de un nuevo proyecto, que aún estamos construyendo y que muy pronto veremos concretado.

Considerando que en los niños hallamos las semillas de un futuro que se presenta con esperanza es que hemos elegido este nombre, queriendo significar la importancia de iniciar una siembra en los corazones de los más jóvenes, acercándolos a la luz que la Doctrina Espírita derrama sobre todas las cuestiones concernientes al Espíritu.

En este espacio virtual, poco a poco, iremos publicando artículos, reflexiones, cuentos, descargas de material, informaciones variadas, orientaciones, etc. sobre la Educación Espírita en la infancia. Además ponemos a vuestra disposición un correo electrónico en el que podréis contactar con nosotros y enviar vuestras preguntas, dudas o consultas: semillasdelfuturo-celd@gmail.com

Pronto os informaremos sobre las diferentes charlas informativas que se darán en los centros espíritas de la Comunidad de Madrid sobre la importancia de la Educación Espírita Infantil, en las que también se presentará este proyecto.

Queremos agradecer a la coordinadora del Área de Educación espírita Infanto-Juvenil de la Federación Espírita Española, Yolanda Durán, a su presidente Salvador Martín, a las trabajadoras de dicha área, Claudia Werdine y Elaine, y a los Buenos Espíritus que en el nombre de Jesús trabajan incesantemente, por su confianza, por la oportunidad, por el apoyo y por el cariño que estamos recibiendo.

Siendo así, os dejamos, para vuestra reflexión, este texto del Espíritu Mei-Mei que nos ha enviado nuestra querida Claudia Werdine.

Un abrazo de corazón a corazón

LLAMADO DEL NIÑO

Llego al mundo en busca de rehacer y evolucionar. Cargo en el alma heridas del pasado, atenuadas por la esperanza del recomienzo, olvidadas en la envoltura de un nuevo cuerpo. ¡Sin embargo, cuando más cuento con tu ayuda, para erguirme a la altura de la tarea que traigo, de la prueba que planeé o de la misión otorgada a mí, entonces te veo con las manos vacías para sostenerme!
 Muchas veces me dejas en las calles, me abandonas a la mengua de todo, sin que tenga boca para pedir ayuda, ni manos para buscar sustento, ni el espíritu preparado para poder vencerme a mí mismo…
 Otras veces, me llenas de fantasías malsanas, de ambiciones dañinas, criándome, en castillos de egoísmo e indiferencia, en completo menosprecio por la esencia de mi alma.
 Pobre o rico, he sufrido la violencia dirigida por la ley del más fuerte: me castigas antes de que tenga plena conciencia de lo que es la culpa; me moldeas por la fuerza del cinturón y de la amenaza, como si la educación que necesito fuera sólo domesticación…
 Pobre o rico, he sido explotado en mi inocencia de espíritu adormecido en su madurez, y soy desde muy temprano llamado a la mentira, instigado a la sensualidad sin propósito, acometido por las enfermedades sociales de todas las clases…
 ¿Entonces, querido adulto, que piensas del futuro, si no volteas tu mirada benevolente hacia mí, el niño? ¿Qué mundo transformado pretendes, sino te lanzas con toda la fuerza de tu alma en mi educación?
 ¡Somos muchos en este planeta en transición! ¡Estamos viniendo en masa, en busca de una oportunidad de ascensión, pidiendo el privilegio de colaborar contigo en la construcción de un futuro más sonriente!
 ¡Te ruego, no me olvides, pues soy tu hijo, tu alumno, tu nieto; siempre tu hermano, pidiendo apenas una cuota de amor y paciencia que necesito para hacerme hombre de bien y compañero de tu ideal!

Meimei  

Deja un comentario »