semillas del futuro

Educación Espírita Infancia, Juventud y Familia C.E. León Denis

Mensaje de Meimei

meimei-500x500En los límites situados entre la costra terrestre y el plano espiritual veíase un alma luminosa desplazándose entre los núcleos de sufrimiento y dolor. Acogía en su corazón amoroso Espíritus desorientados, almas dementes y perdidas que deambulaban de un lado para otro, sin rumbo, ajenas a lo que acontecía a su alrededor, por traer la mente prisionera de recuerdos amargos, de acontecimientos infelices, manteniéndolas cautivas de los propios actos infelices, cometidos con anterioridad.

Aquella figura luminosa acogía a todos con paciencia, con tranquila y profunda serenidad. Les extendía las manos, los abrazaba, enjugaba sus lágrimas, les susurraba palabras amables y, gentil, les apuntaba un nuevo camino.

El trabajo incesante de ese alma generosa era visto, día y noche, por todos los que pasaban por aquellas regiones, despertando la atención de Espíritus Benefactores que comprendiéndole el elevado objetivo, pasaron a auxiliarla.

Con el paso del tiempo, se constituyó una caravana silenciosa que, sin temor, osaba convivir con la miseria moral, irguiéndole el ánimo, amparando toda suerte de sufridores y mutilados del espíritu.

La noticia de la existencia de esa caravana humanitaria inmediatamente se esparció por los vastos dominios de las sombras, produciendo diferentes reacciones: esperanza y aceptación por los que buscaban protección espiritual, o repulsa y persecución por los desorientados y endurecidos, los cuales colocaban trampas en el trayecto del amoroso equipo del bien.

Nada, sin embargo, alejaba a aquel grupo singular de la realización de acciones en el bien, acrecentado cada vez más por un número de Espíritus que, unidos, extendían manos amorosas a los hermanos y hermanas en sufrimiento.

¿Quién sería aquella misteriosa alma que se dedicaba, anónimamente, al incesante trabajo del bien, atrayendo cooperadores por la fuerza de sus sentimientos elevados? ¿Quién sería aquella admirable mujer que por donde transitaba, hacía surgir núcleos de devoción a los olvidados y perdidos en el dolor?

Tuvimos la oportunidad de conocerla personalmente cuando participamos de una excursión de aprendizaje y rescate de hermanos mantenidos en regiones insalubres.

Estábamos pasando por algunas dificultades, inherentes a la tarea, cuando ella y su equipo se asociaron, naturalmente, a nuestro grupo, centuplicando nuestras fuerzas, cooperando en diferentes servicios, aún los más humildes, rudos y groseros.

Admirados, preguntamos:

– ¿Quién sois vos, venerable hermana, que demostráis tanto amor a los que sufren?”

Una leve y simpática sonrisa bailó brevemente en sus labios y ella nos respondió, gentil:

– “No soy nadie!!…”

– ¿Cómo?” – Indagamos sorprendidos.

– “Nadie importante.” – nos respondió, rápidamente – “Sólo un alma que estaba perdida y fue encaminada al bien por los lazos de la evangelización.”

Y prosiguió, serena, con su historia.

– “Criminal reconocida, renací en razón de una relación casual. Continuamente agredida desde pequeña, fui abandonada y transformada en niña y joven habitante de las calles de la ciudad. Viví entre la llamada escoria humana, olvidada de todos y pasando por privaciones inconcebibles.

Pero, a los 12 años de edad, mi existencia se transformó: vi una casa espírita donde, al anochecer, me recogí bajo sus marquesinas… El día había comenzado cuando desperté asustada, oyendo risas y griterío de niños que, cercándome, me apuntaban con el dedo, curiosos. Seguidamente, abriéndose el grupo a mi alrededor, una evangelizadora se aproximó. Me tocó cariñosamente el rostro y me sonrió con afecto.

¡Yo conocí el paraíso en aquel momento! A él fui transportada por un simple gesto de afecto, por la sonrisa de aceptación y por el acogimiento que brillaba en los ojos cristalinos de aquella joven.

– ‘Venga conmigo’, me habló en voz baja. ‘Usted debe tener hambre!’.

Comí pan con margarina y un poco de leche. ¡Un manjar de los dioses!

Ya alimentado el cuerpo, la joven evangelizadora me habló, entonces:

– Ahora, mi nueva amiguita, voy a darle un alimento que es mágico, pues usted nunca más tendrá hambre: ¡Jesús! ¿Usted oyó hablar de Él?

¡Evangelización!

¡Evangelizadores!

¡Bendecidos seáis todos!

Meimei

Mensaje recibido en la FEB el día 16/07/2015, psicografada por Marta Antunes de Moura y compartida en el Encuentro Nacional del área de la Infancia y Juventud, en Brasilia.

Traducido por Valle García

Anuncios
Deja un comentario »

Mensaje de Meimei con motivo de la conmemoración del centenario de la Educación Espírita en la FEB

Deja un comentario »

Mensaje a los Jóvenes

Los secretos para la eterna juventudMENSAJE A LOS JÓVENES

 

¡Qué Dios bendiga a la juventud!
Los jóvenes son las primeras luces del amanecer del futuro.Cuidar de ellos, preservándolos para los graves compromisos que les están destinados, constituye el ineludible desafío de la educación.
Criarse en condiciones apropiadas para su desarrollo intelecto-moral y espiritual es deber de la generación moderna, de modo que vengan a disponer de los recursos valiosos para el desempeño de los deberes para los cuales renacieran.
Los jóvenes de hoy son, por tanto, la sociedad del mañana, y esa, evidentemente, se presentará portadora de los tesoros que les sean propiciados desde hoy para la victoria de esos navegantes del porvenir.

En una sociedad permisiva y utilitarista como esta fortalece las invitaciones para la lujuria, el consumismo, la excentricidad irresponsable.

En cuanto las oportunidades del placer se multiplican en todas partes, la austeridad moral se banaliza al precio de las situaciones y circunstancias reprochables que les son ofrecidas como objetivos a alcanzar.

A medida que la promiscuidad se torna palabra de orden, los cuerpos jóvenes ávidos de placer se ahogan en el pantano del gozo para el cual aún no disponen de las resistencias morales y de discernimiento emocional.

Los llamados a que se encuentran expuestos desgastándolos, antes de la madurez psicológica, dando lugar, primero, a la contaminación morbosa para la larga consumición de la existencia desperdiciada.

Todo joven ansía un lugar al Sol, a fin de alcanzar lo que supone ser la felicidad.

Informados equivocadamente sobre lo que es ser feliz, ora por las castraciones religiosas, familiares, sociológicas, otras veces, liberados excesivamente, no saben elegir el comportamiento que puede proporcionar la plenitud, patinando en comportamientos infelices…

En la fase juvenil el organismo estalla de energía que deberá ser canalizada para el estudio, las disciplinas morales, los ejercicio de equilibrio, a fin de que se transforme en vigor capaz de resistir a todas las vicisitudes del proceso evolutivo. No es fácil mantenerse joven y saludable en un grupo social pervertido y sin sentido u objetivo dignificante…

No desistan los jóvenes de reivindicar sus derechos de ciudadanía, de clamar por la justicia social, de insistir por los recursos que le están destinados por la vida. Direccionando el pensamiento para la armonía, aun los desastres de variado porte que acontecen continuamente, trabajar para la preservación de la paz, de apoyo a los débiles y deprimidos, a los hambrientos y enfermos, los niños y las mujeres, los ancianos, los parias y excluidos de los círculos de la hipocresía, es un programa desafiante que aguarda acción vigorosa.

Buscar la autenticidad y el sentido de la existencia es parte fundamental de su compromiso de desenvolvimiento ético.

La juventud orgánica del ser humano, aunque sea la más larga del reino animal, es de breve curso, en cuanto se esbozan las características del adulto cuando los defectos ya se presentan.

Es verdad que este es un mundo de angustias que las generaciones pasadas, estructuradas en guerras y privilegios para unos en detrimento de otros, cuando el idealismo ancestral cedió lugar al nihilismo aniquilador y la fuerza del poder predominaba, edificaran como los ideales de vida para la Humanidad.

Es hora de rehacer y recomponer.

El tiempo urge en el reloj de la evolución humana.

Escribiendo a Timoteo, su discípulo amado, el apóstol Pablo lo exhortaba a ser sobrio en todas las cosas, soportar los sufrimientos, a hacer la obra de un evangelista y a desempeñar bien todo ministerio. (*)
¡Juventud hermosa y soñadora!

Todo cuanto contemples en forma de corrupción, degradación, miseria, es la herencia maléfica de la insensatez y la crueldad.

Es necesario que pares en la carrera alucinada por los tóxicos de la ilusión y reflexiones, pues estos son tus días de preparación, a fin de que no repitas, más tarde, todo cuanto ahora censuras o te permites en fuga emocional, evitando el enfrentamiento indispensable al triunfo personal.

El amanecer borda de colores la noche sombría en la cual se gestan el crimen y la sordidez.

Hazte Luz desde ahora, no te comprometas con el mal, no te asfixies en los vapores que embriagan los sentidos y vilipendian el ser.

¡Es el amanecer!

Indispensable clarear todas las sombras con la soberana Luz del Amor y caminar con seguridad en dirección al pleno día.

No permitas corromperte por los astutos triunfadores de un día, ellos ya fueron jóvenes y enfermaron muy pronto, en cuanto disfrutas del conocimiento saludable de la vida con dignidad.

Apuntando el camino a un joven rico que Le preguntó cómo conseguir el Reino de los Cielos, Jesús respondió con firmeza: – Vende todo lo que tienes, da a los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos. Después ven y sígueme…iniciando el esfuerzo ahora.

No hay otra alternativa a seguir.

Vende el Amor a tus fuerzas y sigue al Maestro incomparable hoy, porque mañana, posiblemente, será demasiado tarde.

¡Hoy es tu día!!!

¡Avanza!

 

 Joanna de Ângelis
(*)II Timoteo 4:5.
(1) Mateo 19:21.
Notas de la autora espiritual.
(Página psicografiada por el médium Divaldo Pereira Franco, en la sesión mediúmnica de la noche del 22 de julio de 2013, en el Centro Espírita Camino de Redención, en Salvador, Bahía, cuando el Papa Francisco llegó a Brasil, para iniciar la 28ª Jornada Mundial de la Juventud.)

 

Deja un comentario »

Los padres y la educación espírita Infanto-juvenil

Sin títuloP: ¿Qué orientaciones darían los Amigos Espirituales a los padres espíritas en relación al encaminamiento de los hijos a la escuela de educación de los Centros Espíritas?

R: A pesar de que el hogar sea la escuela por excelencia, donde la criatura deba recibir los más amplios favores de la educación, burilándole el sentimiento y el carácter, no desconocemos la imperiosidad de los padres en buscar en otras instituciones sociales el justo apoyo para la educación de los hijos; y así, deberán encaminar a los pequeños, en el período oportuno, para la escuela del saber, posibilitándoles la instrucción. Mientras tanto, jamás deberán descuidarse de aproximarlos a los servicios de educación espírita infantil en cuyas benditas actividades se propiciará la formación espiritual del niño y el joven ante el porvenir.

Hay padres espíritas que, erróneamente, han dejado, en nombre de la libertad y del libre albedrío, que los hijos crezcan para entonces escoger este o aquel camino religioso que les complemente la conquista educativa del mundo. Tal medida viene generando sufrimiento y desesperación, luto y tristeza, inconformidad y dolor. Porque una vez perdida la enseñanza educativa en la edad propicia a la siembra evangélica, los corazones se muestran endurecidos, cual tierra reseca, árida, rebelde a la buena plantación, desperdiciándose valioso periodo de ayuda y orientación. Es entonces que, solamente a través del dolor, de los duros golpes de las pruebas, pueden despertarse para rehacer y construir.

Bezerra de Menezes (1982)

Libro: Sublime Sementeira, org. Miriam Masotti Dusi, Feb, 2012

Traducción: Valle García

Deja un comentario »

Para un mundo mejor…

8906126-ilustracion-de-ninos-que-rodea-un-gran-corazon¿Cómo esperar que el mundo mejore, si existen tan pocos cuidados con el corazón infantil?

¿Cómo tener esperanza de tiempos mejores para la Humanidad, a corto o a mediano plazo, ante la estruendosa indiferencia por el alma infantil?

¿Cómo se puede condenar al adolescente de costumbres antisociales, cuando se volvió casi una regla el abandono del niño a su propia suerte?

¿Cómo pensar en un tiempo de equilibrio para la sociedad y de paz para el Mundo, cuando tanto se descuida la formación de los pequeños, y -sin ninguna piedad- se lanzan noticias e imágenes de guerras en sus mentes?

¿Cómo querer una infancia saludable para la Tierra, frente a las escenas grotescas en que el sexo desaforado y la pornografía se disputan la atención de los niños, ante el consentimiento pasivo de padres y maestros?

¿Cómo aspirar a una era de armonía y de fraternidad en el Planeta, si la pugna violenta, el incentivo al engaño y la instigación al uso de armas tienen la entrada franqueada en los hogares y son absorbidos por la mente infantil con la avidez de la novedad?

La hora que atravesamos en el Mundo es, verdaderamente, una hora de gran turbulencia. Es una hora en la que oímos discursos lúcidos con palabras bellas que ocultan la convivencia con la omisión y la irracionalidad de los oradores en lo que atañe a las providencias educacionales para los muchachos. Esos niños son Espíritus que colaboran en la Tierra, llenos de confianza en los hermanos que los antecedieron en el Orbe y que en el Más Allá dejaron promesas y proyectos de atención y orientación a los pequeñitos, exactamente para suplantar el pretérito de omisiones y negligencias ya vividos.

Estos son días donde se valoran las apariencias. Ideas conmovedoras, sugestiones delicadísimas, documentos oficiales con amplia difusión, campañas de los medios muy bien elaboradas, todo lo relativo a la atención de la infancia, de esos pequeños hijos de Dios que acaban de llegar al mundo bajo los cuidados de la sociedad. No obstante, todo eso se pierde en la carrera de los intereses inmediatistas de proyección social y de ganancia desmedida, que desvían recursos humanos y financieros, valiosos y variados, de la ruta de la ciudadanía y de los caminos de la caridad, para hacer favores inconfesables.

Por todo ello, unamos esfuerzos a favor de la infancia y de juventud, ardorosamente, pues sabemos que todavía hay tiempo para disminuir los dolores futuros de la Humanidad, a través de la labor que iniciemos ahora o que ayudemos a mantener. Cerremos filas en torno a la enseñanza de Jesús, atendiendo a su propuesta de dejar que los pequeños lo puedan encontrar, hasta que él llegue, sin ningún impedimento por nuestra parte, por los caminos terrenales. Tan sólo cuando el niño sea cuidado con cariñosa dedicación, cuando esté sostenido por el bien responsable y alimentado con los implementos del amor paterno-materno fraterno, podremos entonces soñar con el mundo mejorado que tanto esperamos.

Cleila Rocha

(Mensaje psicografiado por el médium Raúl Teixeira, el 3 de marzo de 2008, en la hacienda “El Recreo” en Pedreira, San Pablo, Brasil.)

Deja un comentario »

Vida en Familia

familia dibujoLos hijos no son copias exactas de los padres, que apenas producen el cuerpo, gracias a los mecanismos del atavismo biológico. La herencia y las semejanzas físicas son consecuencia de los gametos, no en tanto, el carácter, la inteligencia y el sentimiento proceden del Espíritu que se corporifica por la reencarnación, sin la mayor dependencia de los vínculos genéticos con los progenitores.

Atados por compromisos anteriores, retornan, al hogar, no solamente aquellos seres a quien se ama, sino a aquellos otros a quien se debe o que están con deuda… Cobradores empedernidos surgen en la forma fisiológica, reduciendo con el deudor, sirviéndose del proceso superior de las Leyes de Dios para el reajuste de cuentas, en el cual, no pocas veces, se complican las situaciones, por indisposiciones de los consortes…

Reaparecen los adversarios como miembros de la familia para recibir amor, no en tanto, en la batalla de las afinidades padecen campañas de persecución inconscientes, experimentando la pesada carga de antipatía y animadversión. La familia es, antes de todo, un laboratorio de experiencias reparadoras, en la cual la felicidad y el dolor se alternan, programando la paz futura.

Tampoco es grupo de bendición, ni en la de la desdicha. Antes es la escuela de aprendizaje y redención futura. Hermanos que se aman, o se detestan, padres que se disputan en el proscenio doméstico, genitores que destacan unos hijos el detrimento de los otros, los hijo que agreden o amparan a los padres, son Espíritus en proceso de evolución, retornando al palco de la vida física para la puesta en escena de la pieza en la que fracasaron, en el pasado.

La vida es incesante, y la familia carnal son experiencias transitorias en programación que objetiva la familia universal. Bendice, pues, con paciencia y perdón, el hijo ingrato y condenado. Comprende con ternura al genitor atormentado que no te corresponde las aspiraciones. Disculpa al esposo irresponsable o compañera liviana, perseverando a su lado, aun mismo que el ser a quien te vinculaste quiera irse adelante.

No se aferre a amarres de odio o resentimiento. Irá más allá, si, prosigue, sin embargo, fiel, en el puesto, y amando… No te creas responsable directo en la provocación que te abate ente el hijo limitado, física o mentalmente. Tu y el estáis comprometidos ante los códigos Divinos por el pretérito espiritual. Tu cuerpo le ofreció los elementos con que se presenta, sin embargo, fue el, el ser espiritual, quien modelo el ropaje con el cual comparece para el compromiso libertador.

Ante el hijito deficiente no te inculpes. Amalo más y complementa las limitaciones con tus recursos, llenando los vacios que el experimenta. Sus carencias son bendecidos mecanismos de crecimiento eterno. Haz por él, hoy, lo que ayer descuidaste. La vida en familia es oportunidad que no debe ser descuidada o malbaratada. Con mucha propiedad e irrefutable sabiduría, Jesús afirmó, al doctor de la Ley: Nadie entrará en el reino de los cielos, si no naciera de nuevo…” Y la Doctrina Espirita establece con seguridad: “Nacer, morir, renacer aun y progresar siempre – es la ley. Fuera de la Caridad no hay salvación.”

Joanna de Angelis

Médium: Divaldo Pereira Franco
Extraído del libro “SOS Familia”

Deja un comentario »

Oración del niño amigo

Ayúdame ahora para que te ayude después.

No me relegues al olvido, ni me condenes a la ignorancia y a la crueldad.

Vengo al encuentro de tu aspiración, de tu convivencia, de tu obra. En tu compañía estoy en la condición de la arcilla en las manos del alfarero.

Hoy, soy siembra, fragilidad, promesa… Mañana, pues, seré tu propia realización.

Corrígeme, con amor, cuando la sombra del error me envuelva el camino, para que la confianza no me abandone.

Protégeme contra el mal. Enséñame a descubrir el bien. No me apartes de Dios y ayúdame a conservar el amor y el respeto que debo a las personas, a los animales y a las cosas que nos rodean.

No me niegues tu buena voluntad, tu cariño y tu paciencia. Tengo tanta necesidad de tu corazón como la plantita tierna precisa del agua para prosperar y vivir.

Dame tu bondad y te daré cooperación.

De ti depende que yo sea peor o mejor mañana.

Espíritu Emmanuel

Médium Francisco Cândido Xavier

1 Comentario »

La Educación

Es a través de la educación que el Espiritismo desarrolla su más valioso programa de asistencia educativa al hombre.

La escuela de letras continua informando e instruyendo a fin de que la Ciencia se fortalezca en el seno de las colectividades. Entretanto, es la educación religiosa la que viene estimulando la moral incorrupta de modo que pueda liberar a la criatura despierta y vigilante junto a los imperativos de la vida.

Uniendo sabiduría y amor alcanzaremos equilibrio en nuestra actividad educativa.

¡Edúquese al hombre y tendremos una Tierra verdaderamente transformada y feliz!

Contemplamos, así con optimismo y júbilo, al Movimiento Espírita explayándose, cada vez más, en las aspiraciones, de la evangelización, procurando, con gran empeño, alcanzar el corazón humano en medio del torbellino de la desenfrenada carrera del siglo… ¡Tan significativa siembra en la dirección del porvenir!

Maestros y educadores, preceptores y padres colaboran, al lado unos de otros, en medio de las esperanzas del Cristo, dinamizando esfuerzos a favor de niños y jóvenes, en la más noble intención de acercarlos al Maestro y Señor, Jesús.

Urge que así sea, porque el tiempo más propicio para la absorción de las nuevas ideas, que más favorece la tarea educativa del hombre, es su período de infancia y juventud. Sin duda que la madurez exhibe una inestimable suma de las experiencias adquiridas, aunque tantas veces amargue el sinsabor de las incrustaciones perniciosas absorbidas a lo largo del camino.

¡Es, pues, el Amor convocando servidores del Evangelio para la obra educativa de la Humanidad!

¡Benditos los lidiadores de la orientación espírita, entregándose afanosos y de buena voluntad al plantío de la buena simiente!

Pero para un desempeño más gratificante, que procuren estudiar y estudiar, forjando siempre luces a las propias convicciones.

Que se armen de coraje y decisión, paciencia y optimismo, esperanza y fe, para ayudarse recíprocamente, en el saludable intercambio de experiencias, encajándose con entusiasmo creciente en los caminos de Jesús.

Que jamás se descuiden del perfeccionamiento pedagógico, ampliando, siempre que sea posible, sus aptitudes didácticas para que no se pierdan  simientes prosperas ante el suelo propicio, por la inadecuación de métodos y técnicas de enseñanza, por la ignorancia de contenidos, por la ineficacia de una planificación inoportuna e inadecuada. Todo trabajo rinde más en manos realmente habilitadas.

Que no se estacionen en las experiencias alcanzadas, sino que aspiren siempre a más, buscando libros, renovando investigaciones, permutando ideas, activándose en entrenamientos, movilizando cursos, promoviendo encuentros, realizando seminarios, en esta dinámica admirable como permanente de los que se dedican a los benditos impositivos de instruir y de educar.

Es bueno que se diga, el educador  consciente de si mismo jamás cree estar listo, acabado, sin nada más que aprender, rehacer, conocer… Al contrario, avanza con el tiempo, ve siempre peldaños arriba para subir, en la infinita escalera de la experiencia y del conocimiento.

Mientras, no menos importante es la concientización de los padres espíritas ante la educación moral de sus hijos, como servicial auxiliador en la misión educativa de la familia.

Que experimenten vivenciar cuando sea necesaria la condición de evangelizadores, así como se recomienda a los educadores posicionarse siempre en aquella condición de padres bondadosos y pacientes junto a la gleba de sus realizaciones.

Que los padres envíen a sus hijos a las escuelas de evangelización, interesándose por el aprendizaje evangélico de la prole, indagando, dialogando, motivando, acompañando…                  

Por otro lado, no podemos desconsiderar la importancia del acogimiento y del interés, del estímulo y del entusiasmo que deben nortear los núcleos espiritistas ante la evangelización.

Que dirigentes y directores, colaboradores, directos e indirectos, prestigien siempre más el atendimiento a niños y jóvenes en los agrupamientos espíritas, sea adecuándoles dicha tarea al ambiente, adaptando o, aun, improvisando medios, de tal suerte que la educación infantojuvenil se efectúe, se desenvuelva, crezca, ilumine…

Es imperioso que se reconozca en la educación de las almas una tarea de la más alta expresión en la actualidad de la Doctrina Espírita. Por encima de las nobles realizaciones de la asistencia social, su acción preventiva evitará caídas en el error, nuevos desastres morales, responsables de mayores pruebas y sufrimientos en adelante, en los panoramas del dolor y lágrima que compungen a la sociedad, persiguiendo las pagas de la asistencia o del servicio social, públicos y privados.

¡Eduquemos por amor!

Ayudemos a todos, favoreciendo sobretodo al niño y al joven un mejor posicionamiento ante la vida, de cara a la reencarnación.

Solamente así plasmaremos desde ahora las bases de una nueva Humanidad para el mundo venidero.

Es de suma importancia amparar a las almas a través de la evangelización, colaborando de forma decisiva junto a la economía de la vida para cuantos deambulan por las calles existenciales.

Y no dudemos de que el niño y el joven educados ahora son, indudablemente, aquellos ciudadanos del mundo, conscientes y alertados, conducidos para construir, a través de sus propios esfuerzos, los verdaderos caminos de la felicidad en la Tierra

Guillon Ribeiro

(Página recibida en 1963, durante el 1o Curso de Preparación de Evangelizadores — CIPE, realizado por la Federación Espírita del Estado de Espírito Santo, por el médium Júlio Cezar Grandi Ribeiro).

Traducción: Johnny M Moix

Deja un comentario »

CANTO DE ESPERANZA

Los labios que enseñan la Verdad y educan a través del ejemplo y del Amor, son más nobles que aquellos otros que apenas murmuran oraciones.

Las manos que socorren a los que sufren y a los necesitados, se transforman en alas que vuelan en dirección al futuro, haciendo del mundo un lugar mejor, son manos más santas que aquellas que solo bendicen con gestos.

Las voces que modulan palabras de bondad para los niños son más bendecidas que aquellas que solamente alaban a Dios.

Los esfuerzos de ternura para educar y reeducar a los niños es más edificante que almacenar monedas, aunque sean de oro.

Quien se ofrece para auxiliar a un pequeño, invierte en el porvenir de la Humanidad con una Donación de Luz.

La criatura débil de hoy podrá ser un Sol poderoso mañana o un abismo de sombras amenazadoras en el porvenir.

El sentido de la Vida es educar, porque fuera de la educación no hay como sobrevivir en la multitud.

Por eso, es necesario que el discernimiento y la emoción humana se direccionen a los pequeñitos que avanzan rumbo a la posteridad.

Cuando la vida tiene un sentido superior, nada se le torna impedimento.

En balde se combatirá la violencia, el crimen, la disolución de las costumbres en los campos complejos de las discusiones académicas en salones de lujo, intermediadas por refecciones opíparas y caras, en cuanto la miseria infantil espía, muriendo de hambre ahí fuera.

El mundo de hoy, con sus farsas y dolores innombrables, es el resultado del abandono de la infancia en el pasado.

¡¡¡Haga algo!!!

Tórnese en cobijo de amor y sonría al pequeñito de la calle, señalado como malhechor o en situación de peligro social.

Recójalo de los reductos de corrupción, sin alma ni amor, que educan y lo condenan a la auto-destrucción o a la destrucción de otros.

 ¿Dónde vive? ¿Quiénes son sus padres? ¿Cuáles son los derechos que le asisten?

Bien pocos se interesan por saber a fin de ayudar.

Jesús, reunió a algunos de ellos en su seno y les prometió el Reino de los Cielos.

Ayúdales a encontrar el camino que les llevará a ese lugar hermoso que irán a construir en la Tierra.

Insiste en tu canto de esperanza.

Entona el Himno de Bondad y haz que cada verso de tu canción se transforme en un conmovedor estribillo de amor y educación.

 Un día, no muy distante, volverás al palco terrestre en la condición de criatura.

Trabaja hoy a favor de la infancia, lo que te gustaría recibir cuando vuelvas mañana.

La Ley Divina instituyó que el bien que hacemos es el bien que nos hacemos a nosotros mismos.

Amélia Rodrigues.

Psicografia de Divaldo Pereira Franco, na reunião mediúnica da noite de 15 de agosto de 2012, no Centro Espírita Caminho da Redenção, em Salvador, Bahia. Em 19.10.2012

Deja un comentario »

Mensaje Espiritual: “En el trabajo preventivo”

El trabajo del Espiritismo dirigido a la humanidad debe atender a los esfuerzos de la cura de las almas, pero no deberá perder el foco en las luchas preventivas en nuestra siembra. Viene siendo común la llegada de necesitados llevados a las instituciones espiritas, alcanzadas por dramas intensos y grandes dolores, aguardando socorro para toda gama de dificultades que golpean sobre sus vidas. Se levanta, pues, la urgencia de tratar a esa multitud de necesitados aprovechando la ocasión para vacunar a todos con las medicaciones que el Espiritismo ofrece, afín de evitar la reincidencia dolorosa.

¡Como es de importante en el seno de nuestro Movimiento la atención a los sufridores y perturbados de la erraticidad, para que sean liberados de tormentos y conflictos!

Será indispensable, con todo, que haya empeño nuestro para que las poblaciones sean instruidas, orientadas para el bien, a tal punto que no haya, en el futuro, necesidades de nuevos enfermos desencarnados, teniendo en vista que el Espiritismo puede prevenir, en lo intimo de los seres, la eclosión de las infelicidades que los conducen a las reuniones en que los sufridores son atendidos.

Como es de indispensable la labor de la evangelización de los niños como de los jóvenes, para tener en el porvenir del mundo las almas debidamente preparadas, para los embates a ser superados, desde las fases iniciales de la reencarnación, ¡lo que disminuirá los dolores físicos y morales del planeta!

Con ese ministerio evangelizador, el niño y el joven de ahora lograran la referida vacunación, considerando la condición de carencia espiritual en que renace en la Tierra la gran masa de los Espíritus. La profilaxis es importantísima para que, poco a poco, eliminemos los cuadros de dolores y lagrimas de sufrimientos en la Tierra. El trabajo de la orientación a los más jóvenes, desde la actualidad, disminuirá la cantidad de pobres materiales y de desdichados morales, una vez que, aunque el Espiritismo nos inspire el atendimiento y el socorro a quien lo necesite, nos esclarece, al mismo tiempo, como a las razones de haber llegado a la reencarnación con esas carencias.

Solamente la enseñanza del bien, iniciado en el seno de los hogares y fortificado y encuadrado por el trabajo de verdaderos abanderados del amor fraterno, los evangelizadores, será capaz de dinamizar los planos del Creador para Sus criaturas terrenas, y será de ese modo que el glorioso Espiritismo atenderá, por nuestro intermedio, a su misión de consolador, sin ninguna duda, pero, fundamentalmente, expresara su marca de Verdad, que deberá acompañarnos hasta los tiempos venideros del Planeta, cuando seremos, entonces, un único rebaño conducido por un solo Pastor, que es nuestro amado Jesús.

Trabajar, si, para resolver los enigmáticos dramas del mundo pero prevenir, también y principalmente, pues hay problemas en el planeta que ya no sera necesario que ocurra mas en esos días felices del Espiritismo implantado entre nosotros.

Benedita Fernandes

Médium  Raúl Teixeira

En la Reunión Ordinaria del Consejo Federativo Nacional de la Federación Espirita Brasileña, el dia 8 de noviembre del 2008, en Brasilia, DF.

Deja un comentario »